Inicio Freelancing 10 Cosas que Nunca Debes de Hacer Como Freelancer

10 Cosas que Nunca Debes de Hacer Como Freelancer

por Luis Antonio

El trabajo de freelancer ofrece una libertad incomparable y la oportunidad de ser tu propio jefe. Sin embargo, con esa autonomía vienen también grandes responsabilidades, especialmente cuando se trata de tratar con tus clientes.

Establecer relaciones sólidas y duraderas con tus clientes es crucial para el éxito a largo plazo de tu negocio en línea. En este artículo, exploraremos algunos de los errores más comunes y graves que los freelancers pueden cometer al interactuar con sus clientes.

Estos errores no solo pueden perjudicar la relación con el cliente, sino que también pueden tener un impacto negativo en la reputación profesional y en la capacidad de obtener nuevos proyectos.

En esta nueva entrega de Diario de un Freelancer aprenderás sobre las acciones y actitudes que como freelancer debes evitar a toda costa, te daré consejos prácticos sobre cómo evitar estos errores y cómo construir una relación sólida con tus clientes.

10 Cosas que Nunca Debes de Hacer Como Freelancer

Mujer trabajando en su laptop en cafetería

Ya sea que seas un freelancer experimentado en busca de mejorar tus habilidades de gestión de clientes o estés comenzando en el mundo freelance, este artículo te proporcionará una guía valiosa para evitar los errores más perjudiciales y construir relaciones exitosas con tus clientes.

Recuerda, tus clientes son tu sustento y la base de tu éxito profesional. Evitar estos errores cruciales es fundamental para mantener una reputación sólida y cultivar relaciones duraderas en el mundo del freelancing.

1. Jamás prometas cosas que no tengas la seguridad que puedes cumplir

Una trampa común en la que caen los freelancers nuevos es la de prometer más de lo que pueden entregar para hacer su oferta más atractiva.

Esta es una manera fácil de evitar que despegue tu carrera. Que nunca se te olvide que un freelancer sobrevive en base a su reputación.

Un cliente defraudado es uno que jamás te volverá a contratar y que tendrá la motivación de calificarte negativamente.

Un concepto popular entre los freelancers que te puede ayudar es el siguiente: “Promete menos, entrega más”.

2. Nunca respondas con groserías, sarcasmo, burlas

Tarde o temprano te llegarán clientes complicados. Un cliente complicado puede ser grosero, arrogante en su ignorancia o simplemente frustrante por cualquier razón.

Es fácil perder la cabeza con este tipo de clientes. Si eres de piel delgada o el tipo de persona que le gustan las confrontaciones, difícilmente llegarás lejos en esta carrera.

Una mala interacción con un cliente puede destruir tu reputación. Siempre será más sencillo y efectivo cortar el lazo laboral con este tipo de personas que confrontarlos.

También ten en cuenta que muchas veces las comunicaciones por internet pueden prestarse a malentendidos.

Es fácil interpretar erróneamente comunicaciones completamente inofensivas solo porque el tono te puede parecer frío o agresivo.

Como freelancer también es probable que tengas que lidiar con personas de otras culturas y costumbres que puedan parecer no tan amigables.

A menos de que una persona sea claramente ofensiva, lo mejor es que continúes siendo profesional en toda comunicación.

3. No pidas más dinero del acordado

Hombre escribiendo sobre documento

A menos que un cliente te pida trabajo extra, jamás intentes pedir más dinero. Muchas veces vas a calcular mal el trabajo requerido para completar una tarea o te surgirán problemas que extenderán el tiempo que tengas que invertir en él.

Ninguno de estos problemas son responsabilidad del cliente. Si bien muchos o la mayoría de ellos por amabilidad aceptarán un incremento en el precio, la experiencia les dejará un mal sabor de boca y es muy probable que jamás te vuelvan a contratar.

En mi experiencia, un cliente por lo general te ofrecerá más dinero cuando pidan nuevas cosas, sin necesidad de que tú le tengas que hacer la petición. También es relativamente común que los clientes satisfechos te den propinas u ofrezcan enviarte dinero extra.

4. Si tienes dudas, pregunta

En este negocio seguido vas a lidiar con personas que no tienen los conocimientos técnicos para explicar con claridad las cosas que necesitan para su proyecto.

También te encontrarás con personas que simple y sencillamente no saben lo qué quieren o necesitan. Esto puede llevar a resultados desastrosos si no sabes comunicarte bien con un cliente.

Muchas veces no tendrás respuestas más claras tras pedir más detalles, aquí es donde muchos freelancers deciden adivinar qué quiere el cliente para evitarse la incomodidad de seguir preguntando.

Es más probable que tengas problemas o termines trabajando de más si decides adivinar qué quiere el cliente que si simplemente sigues pidiendo más aclaraciones.

La petición de aclaraciones se puede hacer amable y respetuosamente. La mayoría de los clientes van a apreciar tu esfuerzo por entenderlos y lo más seguro es que también ellos se esforzarán por hacerse entender mejor.

5. No te metas en la vida personal de tus clientes

A muchos clientes les gusta establecer confianza con freelancers haciéndoles preguntas personales o casuales. Dependerá de ti si quieres seguir la corriente, pero es malísima idea que tú como freelancer inicies este tipo de conversaciones.

Siempre asume que el cliente quiere una comunicación 100% profesional, la realidad es que en la mayoría de los casos es así.

En algún momento quizá te toque trabajar con modelos, con “influencers” y hasta con personas de la farándula, es fácil caer en la tentación de querer llevar la relación más allá de lo profesional.

En mis años como freelancer he hecho muchos amigos de varias partes del mundo que conocí como clientes. Estas relaciones iniciaron siendo únicamente profesionales y gradualmente se convirtieron en amistades.

Siendo sinceros, jamás me interesó (ni me interesa ahora) el crear amistades con clientes, pero es algo que se da orgánicamente tras trabajar en varios proyectos con las mismas personas.

El enfoque a tus relaciones como freelancer debe de ser siempre transaccional. Tú ofreces un servicio, el cliente busca este servicio. El cliente te paga, tú entregas el servicio. Si surge la posibilidad de otro tipo de relación a partir de la laboral, ya dependerá de ti si la quieres fomentar o no.

6. Evita las excusas

Habrá ocasiones en las que no podrás entregar un trabajo a tiempo o bien. Ante este tipo de situaciones, muchos freelancers deciden salir con excusas para justificar su incumplimiento.

Algunas de las excusas más comunes incluyen:

  1. Mudanzas
  2. Problemas técnicos (computadora, internet, etc.)
  3. Enfermedades suyas o de parientes
  4. Emergencias personales o familiares inesperadas
  5. Entre muchas otras

La mayoría de tus clientes recibirán con cinismo tus pretextos y con buena razón. Muchos de ellos ya habrán escuchado las mismas excusas múltiples veces.

E incluso de no ser así, tampoco es problema suyo. Ellos te pagan por hacer un trabajo y esperan que se los entregues de acuerdo con los términos acordados.

No esperes que vayan a sentir lástima por ti o que acepten un trabajo mal hecho o entregado tarde porque tuviste alguna situación.

La mayoría de tus clientes reaccionarán mucho mejor a tu honestidad que a una excusa. Si no puedes entregar el trabajo a tiempo, solo házselos saber y pídeles que te den un poco más de tiempo de ser posible.

Puedes ofrecer un descuento o un trabajo extra por la situación. También puedes darles la opción de terminar el proyecto contigo y regresarles su dinero si así lo quisieran.

Si hiciste un trabajo mal, entonces soluciónalo. La mejor manera de compensar el trabajo mal hecho es trabajando en él hasta que el cliente esté satisfecho. Si lo haces, te aseguro que lo tendrás de vuelta.

7. Evita ignorar a tus clientes

Hombre sosteniendo teléfono que muestra WhatsApp

Mi carrera como freelancer empezó a despegar el día que mejoré mi comunicación con mis clientes. Una buena comunicación incluye responder a mensajes y correos electrónicos de manera oportuna y clara.

Mantenerlos informados sobre el progreso del proyecto, cambios en él y otras situaciones. También incluye escuchar y reconocer sus sugerencias, puntos de vista e inquietudes.

Si un cliente te manda un correo con una lista de inquietudes, peticiones o sugerencias, haz el esfuerzo de dirigirte a cada una de ellas cuando sea necesario. Un cliente valorará ser escuchado y tomado en cuenta.

Si sugieren algo que te es imposible hacer, hazles saber que no lo puedes hacer y ya. Ignorar la sugerencia no la hará desaparecer y puede frustrar a tu cliente (quien seguramente te reiterará la sugerencia).

8. No asumas que tu cliente lo sabe todo

Si asumes que tus clientes saben todo lo que les dices es probable que los terminarás abrumando y confundiendo. Esto puede demorar proyectos y causarte otros dolores de cabeza.

Muchas personas que contratan a freelancers no tienen conocimientos técnicos avanzados y pueden no entender tu lingo.

Tampoco asumas que no saben nada, al ofrecer explicaciones no pedidas puedes sonar pedante o puedes hacer sentir a tu cliente que le insultas su inteligencia.

Puedes hacerles saber de antemano que siempre asumes que tus clientes no tienen conocimientos técnicos avanzados y que por lo general te detienes a explicar o enlazar a explicaciones de términos que puedan sonar técnicos.

También puedes hacerles saber que, si estas explicaciones no son necesarias, te lo pueden hacer saber y te detendrás.

Cuando explicas la situación de manera respetuosa estarás haciendo felices tanto a los clientes que sí se beneficiarán con las explicaciones como aquellos que no las necesitan.

La mayoría de los clientes valoran la atención a detalles como estos.

9. No hagas cosas no acordadas en los términos del proyecto

Muchas veces caerás en la tentación de cambiar o agregar algo a un proyecto porque crees que hará feliz a tu cliente.

Aunque tu intención sea buena, esto puede causarte todo tipo de problemas, incluso tu despido. Si te surge una idea que pueda beneficiar al proyecto, contacta al cliente y hazle saber al respecto.

Si aprecia la idea y quiere que la implementes, igual te lo va a agradecer y seguramente volverá a trabajar contigo por tu creatividad y por tener el respeto de consultar con él primero.

De lo contrario, aunque la idea sea buena es probable que termines en malos términos por no tener el cuidado de preguntar primero. El cliente se preguntará si en un futuro se te ocurrirá hacer cosas por tu cuenta que no le beneficien.

10. No intentes vender cosas que tu cliente no necesita

Otra tentación común entre los freelancers es la de intentar vender cosas a sus clientes que estos realmente no necesitan.

Como freelancer estarás trabajando frecuentemente con pequeños negocios o personas que están iniciando algún nuevo proyecto en línea.

Estas personas no siempre tendrán presupuestos grandes. De hecho, si están trabajando contigo (un freelancer), es quizá debido a no tienen el presupuesto para trabajar con grandes agencias o profesionales del ramo.

Mucho freelancer sin escrúpulos se aprovecha de personas así vendiéndoles servicios o productos que no necesitan con la promesa de que son esenciales para su negocio o de que lo harán crecer.

Al abusar de la confianza de tus clientes así estarás asegurando que te dejen de contratar y hasta que te dejen una mala reseña.

Puedes ganar mucho más dinero con un cliente a través del tiempo ofreciéndoles trabajos de calidad, precios justos y honestidad. Una buena relación recurrente con un cliente también te generará nuevos clientes de la órbita de estas personas.

Conclusión

Hemos explorado los errores más graves que debes evitar cometer con tus clientes. Estos errores van más allá de simples descuidos, ya que pueden comprometer la relación con tus clientes y afectar negativamente tu reputación profesional.

Es fundamental recordar que, como freelancer, no solo estás vendiendo tus habilidades y servicios, sino que también estás construyendo relaciones sólidas basadas en una confianza mutua.

Evitar los errores mencionados en este artículo te ayudará a mantener clientes satisfechos, a obtener referencias positivas y a asegurar un flujo constante de proyectos.

La comunicación efectiva, el cumplimiento de plazos, el profesionalismo y la resolución adecuada de conflictos son elementos clave para mantener una relación saludable con tus clientes.

Además, establecer expectativas claras desde el principio y mantener una comunicación abierta y transparente ayudará a prevenir malentendidos y frustraciones.

Como freelancer, es importante recordar que tu reputación es tu activo más valioso. Mantener altos estándares de calidad en tu trabajo y en tu trato con los clientes te permitirá destacar en el mercado y construir una carrera exitosa a largo plazo.

Al evitar estos errores y al enfocarte en brindar un servicio excepcional, podrás establecer relaciones sólidas y duraderas con tus clientes.

Recuerda que cada interacción con un cliente es una oportunidad para dejar una impresión positiva y abrir puertas a futuras colaboraciones.

También te podría interesar

Fotos por Unsplash

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Cometita

Cometita utiliza enlaces de afiliados en algunas de sus publicaciones. Esto significa que, si haces una compra a través de uno de ellos, es posible que recibamos una comisión por dicha transacción. El uso de estos enlaces no tiene ningún impacto en el precio que pagas por el producto o servicio.

©2024 — Cometita. Página web desarrollada por WP Luis.